Spanish English French Italian
Nombre de la institución Universidad Dr. José Matías Delgado
Dirección

Campus 1: Km. 8 ½ carretera a Santa Tecla, Antiguo Cuscatlán, La Libertad

Campus 2: Avenida Finca El Espino, Calle El Pedregal, Antiguo Cuscatlán, La Libertad

Teléfonos 2278-1011 y 2212-9400
Fax 2289-5314
Sitio Web www.ujmd.edu.sv
Representante Legal Dr. David Escobar Galindo
Correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Reseña histórica

La UJMD, con su Estatuto aprobado por el MINED el 14 de diciembre de 1977, y su personalidad jurídica reconocida por el Ministerio del Interior el 5 de enero de 1978, emprendió el proceso establecido por la entonces vigente Ley de Universidades Privadas, que exigía constituir una Comisión Tripartita, conformada por un representante del MINED, un representante de la Universidad de El Salvador y un representante de la universidad postulante, que fue el Dr. Hugo Lindo, intelectual, jurista y escritor de grandes méritos.

Dicha Comisión tenía el encargo de revisar el organigrama académico, los currículos de cada carrera y los requisitos básicos de instalación. Ese trabajo fue realizado por la Comisión durante el primer trimestre de 1978, y al contar con todas las aprobaciones requeridas, abrió sus puertas en octubre de dicho año.

Sus fundadores tuvieron, como visión esencial, establecer un centro de estudios superiores en el que la prioridad inequívoca fuera la formación académica integral y, en esa línea, formar profesionales con elevados principios de moralidad, competencia y preparación científica-técnica, capaces de participar con sensibilidad y creatividad en una sociedad democrática, según reza textualmente el artículo 6 del Estatuto. El proyecto, nació con un propósito de servicio educativo y cultural, y para ello la Institución ha conservado, desde su inicio, su condición fundamental de entidad no lucrativa.

Inicio de actividades

Luego de otorgada la personalidad jurídica y de haber sido aprobado su funcionamiento académico, la UJMD abrió sus puertas en octubre de 1978, con 664 alumnos. Las Unidades Académicas iníciales fueron:

Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales “Isidro Menéndez”, Facultad de Economía “Santiago I. Barberena” (hoy Facultad de Economía, Empresa y NegociosFacultad de Cultura General y Bellas Artes “Francisco Gavidia” (hoy Facultad de Ciencias y Artes “Francisco Gavidia”).

A partir de 1980, al desatarse el conflicto armado, la UJMD tuvo que hacer un esfuerzo muy intenso para mantenerse viva y en crecimiento. La mejor prueba de ello fue la adquisición, en l982, de un terreno propio de seis manzanas y media, en el kilómetro ocho y medio de la Carretera a Santa Tecla, donde de inmediato comenzaron a ser construidas las instalaciones actuales. Eso permitió que en l985 las dos Facultades con más alumnos, Economía y Jurisprudencia y Ciencias Sociales, se trasladaran a lo que ahora es conocido como Campus 1.

Características especiales

La Universidad “Dr. José Matías Delgado” define todas sus estructuras, políticas y servicios conforme a un principio rector, que está nítidamente señalado en el artículo 5 de su Estatuto: “La Universidad, puesta su fe en Dios y en la Patria, tendrá como ideario o filosofía la defensa del principio de la libertad, basado en la verdad, la moralidad y la justicia, como fundamento de la personalidad humana; sin sujeción a ideologías o sistemas confesionales, políticos, sectoriales o raciales, que tienden a coartar el pensamiento libre del hombre en su proyección social”. Para ser fiel a este postulado de fondo, la UJMD debe asegurar su propia libertad y este imperativo está salvaguardado por principios y mandatos que enmarcan toda su actividad. Dos artículos del Estatuto desarrollan esta característica orgánica: el artículo 10 y el artículo 11, que rezan como sigue a continuación:

Artículo 10: “El patrimonio de la Corporación estará integrado por sus bienes e ingresos y los que adquiera en el futuro a cualquier título. Los bienes de la Corporación no pertenecerán en todo o en parte a ninguno de sus miembros, y recíprocamente, las obligaciones de la Corporación no darán derecho para demandar a las personas que la componen, a menos que ellas se hubieren obligado en forma solidaria o subsidiaria con la Universidad. Se costeará con fondos propios y estará exenta del pago de impuestos en los casos que determine la ley. La Institución actuará independientemente respecto a las personas que le hicieren donativos, y no tendrá más obligación con ellas que destinar los fondos o bienes a los fines que se hubieren determinado. El patrimonio y la administración de la Universidad estarán a cargo de las autoridades establecidas conforme a su naturaleza de Corporación de Utilidad Pública no Lucrativa, y no podrán depender, de ninguna manera, de organizaciones externas, sean formadas éstas por miembros de la corporación o por personas ajenas a la misma”.

Artículo 11: “La Universidad gozará de libertad en el desempeño de su Misión y funciones conforme a la ley. Reconocerá el principio de Libertad de Cátedra, y no podrá participar en actividades de política militante o partidaria”.

Este compromiso estructural con el principio de libertad ha hecho posible que, ni siquiera en los momentos más difíciles y desafiantes del país, la UJMD haya tomado partido por fuerzas, grupos o sectores determinados. Si bien su pensamiento está adscrito al concepto de libre iniciativa en todos los órdenes, eso no implica compromiso con ningún modo o modelo de interpretación de la realidad.

Desde el punto de vista de la conducta moral y práctica, el Ideario Universitario se sintetiza en el lema “OMNIA CUM HONORE”,-TODO CON HONOR- bajo cuya inspiración se desarrollan todos los proyectos de la Universidad y, en especial, su tarea formativa. Es misión de la UJMD que todos sus educandos modelen su conducta personal y profesional bajo ese mismo lema.

El carácter no lucrativo de su funcionamiento no sólo es un imperativo legal sino una convicción institucional. Eso no impide, desde luego, que el manejo de los bienes y fondos de la Universidad se haga con criterios empresariales, con lo cual se garantiza que siempre haya sustento financiero para los proyectos de inversión y un adecuado ejercicio de la gestión administrativa.

Objetivos institucionales

Desde su fundación, la UJMD ha mantenido la naturaleza de sus objetivos, con un continuo esfuerzo de adaptación de los mismos a las necesidades de cambio determinadas por la evolución histórica del país, el dinamismo de los crecientes desafíos del desarrollo nacional e internacional, la apertura de expectativas académicas en la población y el propio crecimiento institucional.

Tales objetivos son:

Formar profesionales competentes con fuerte vocación de servicio y sólidos principios morales. Este es el objetivo básico de la Institución, alrededor del cual se articulan todos los otros. La UJMD tiene la responsabilidad de formar al alumno integralmente en el nivel superior, y esa es su diferencia específica con cualquier otro ente que ofrezca servicios educativos o culturales. Todas sus estructuras, mecanismos, procedimientos, programas y prácticas están orientados a cumplir este objetivo.

Promover la investigación en todas sus formas. Según las concepciones más modernas de la educación, ésta no puede expresarse en su dimensión dinámica, que es la que corresponde a la realidad de todas las disciplinas intelectuales, sin el componente investigativo. Este componente es transversal en todos los niveles del proceso de formación, y en el nivel superior universitario adquiere una importancia determinante. El educando debe ser, dentro de su propio proceso, un investigador. Y la Institución universitaria, como tal, debe ser un foco de investigación pluridisciplinaria, que irradie hacia la sociedad.

Prestar un servicio social a la comunidad. La formación integral del educando implica interactuar con la realidad que lo rodea, a lo largo de todo su proceso de educación superior. Esto está considerado en la estructura y desarrollo de los programas de estudio, en las actividades colaterales a los mismos y en el trabajo propio del llamado Servicio Social. En todas esas áreas la UJMD tiene especial cuidado en que el estudiante vaya reforzando sus lazos de comprensión y compromiso con el ambiente, en el que luego tendrá que desenvolverse.

Cooperar en la conservación, difusión y enriquecimiento del Legado Cultural en su dimensión nacional y universal. Este objetivo es de carácter eminentemente institucional y está vinculado a la naturaleza misma del ser universitario. El acervo cultural en sus distintas manifestaciones es patrimonio de todos, y su salvaguarda no es exclusiva de ningún sector, grupo o entidad. El ente universitario, sin embargo, por su naturaleza, está llamado a preservar y promover la cultura; y la UJMD, de distintas maneras y con variados proyectos, asume con entera responsabilidad esta tarea.

Cumplir la función de Proyección Social, y desarrollar aquellas actividades de extensión y servicio a la comunidad que sean compatibles con su naturaleza y fines. La UJMD, en afirmación de su ser social, lleva a cabo una serie de programas y proyectos destinados a incidir muy concretamente en el entorno comunitario. El énfasis está en la dimensión humana de tales proyectos, consideradas las necesidades más apremiantes de la sociedad en general.

Todos estos objetivos están enmarcados en el fin sustentador de la actividad universitaria: promover, inculcar y defender el principio de libertad, en todas sus manifestaciones.

Valores institucionales

Honorabilidad: Es la base moral de la Universidad, plasmada en su lema: “OMNIA CUM HONORE”, TODO CON HONOR-. El honor es definido como la cualidad moral que nos lleva al cumplimiento de nuestros deberes respecto del prójimo y de nosotros mismos. Para la UJMD, el cumplimiento de su deber educativo integral es la piedra angular de todas sus acciones institucionales.

Lealtad: Este valor se refiere a la fidelidad a su Misión, e implica el esfuerzo consciente y comprometido con una causa, en este caso la formación educativa integral. La UJMD es un espacio abierto a la producción y difusión del saber, y no un mero centro de distribución de servicios educativos. La lealtad permanente a su Misión es esencial para el sano desarrollo de la Institución. Este valor también es elemento fundamental de la actitud y relaciones entre las personas que conforman el componente humano de la Institución.

Excelencia: El compromiso con la Excelencia, y la Calidad, es el motor anímico de la Institución, en todos sus niveles y funciones, tanto académicas como administrativas, para que su energía evolutiva vaya articulándose en el tiempo conforme a un proyecto de trabajo de líneas coherentes con su Misión y su Visión. La Excelencia y la Calidad están en el núcleo de todas las actuaciones institucionales, como potenciadoras de la dinámica del cambio. Este valor comprende elementos objetivos de organización y desarrollo, como el buen clima laboral, el constante mejoramiento de las relaciones humanas interinstitucionales y la adecuada atención al estudiante.

Libertad: Este valor se destaca en el ideario universitario, en los términos siguientes: “La Universidad, puesta su fe en Dios y en la Patria, tendrá como Ideario o Filosofía la defensa del principio de la libertad, basado en la verdad, la moralidad y la justicia como fundamento de la personalidad humana”. Y al definir el Régimen de Libertad, el Estatuto establece: “La Universidad gozará de libertad en el desempeño de su Misión y funciones conforme a la ley. Reconocerá el principio de libertad de cátedra, y no podrá participar en actividades de política militante y partidaria”. Su naturaleza de Corporación Permanente de Utilidad Pública no Lucrativa, fortalece su independencia en ideas y acciones.

Responsabilidad: Tal valor determina la forma en que la Institución asume y ejerce todas sus funciones. En ese sentido, ofrece constantemente una respuesta seria y responsable a las necesidades de la población estudiantil y de la sociedad.

Solidaridad: La formación responde a un compromiso solidario. Tanto la Universidad como sus educandos tienen una clara solidaridad con el ambiente y la cultura. Lo que significa que la UJMD no es un espacio cerrado, sino un espacio abierto interactuando de múltiples maneras con la realidad. El espíritu solidario es una manifestación permanente de la naturaleza institucional.

Verdad: Es la conformidad de la realidad con lo que se piensa, se dice o se siente.

Dignidad: Es la prestación del individuo como reflejo de su autoridad moral y social, sus profundos conocimientos o el desempeño de un alto cargo, con excelencia en sus modales.

Integridad: Es la calidad de una persona que se distingue por su rectitud, su veracidad, su probidad y sus buenas costumbres.

Honestidad: Es la cualidad de una persona que se comporta con decoro y cumple fielmente sus obligaciones.