Spanish English French Italian

Ruta

Certificado de Calidad

 

El día 01 de Febrero de 2005, en la Ciudad de San Salvador, en las instalaciones del Hotel Princess, Salón Bristol I, se llevó a cabo la entrega del Certificado ISO 9001:2000 a la Universidad Dr. José Matías Delgado.

El Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación y la Asociación Salvadoreña de Industriales entregó a la Universidad Dr. José Matías Delgado el certificado ISO 9001:2000, por haber implantado con éxito el programa: "Sistema para Gestión e Implantación de la Calidad en Actividades Industriales, Comerciales y de Servicios"

1 de febrero de 2005

Dr. David Escobar Galindo

Este día es una fecha transcendental para la Universidad, ya que, luego de un largo ejercicio iniciado en marzo de 2003, llegamos al momento en que nuestra institución obtiene la certificación internacional de tres de sus más importantes procesos administrativo- académicos en el marco de la norma ISO 9001:2000. Dentro de la lógica institucional de lograr una incorporación permanente la dinámica de la calidad en el servicio, en todas sus áreas y niveles, la Universidad Dr. José Matías Delgado está construyendo una plataforma de trabajo que asegure que todos estos esfuerzos arraiguen en sus estructuras y se conviertan en esquemas de funcionamiento normal. Nuestro propósito es que la calidad no sea un proyecto complementario, sino una forma estructural de vida.

2003 fue, en ese sentido, un año clave para nosotros. Aceptamos el desafío de la acreditación institucional y emprendimos el trabajo para certificarnos conforme a la norma ISO. Hacer coincidir en el tiempo ambos procesos nos puso en clara evidencia práctica que el compromiso con la calidad es multidimensional. En noviembre de 2003 obtuvimos la acreditación sin observaciones, y este día obtenemos la certificación en tres áreas: la Programación del Ciclo Académico, el Registro Académico y el Proceso de Ingreso. Esto, desde luego, no agota nuestra perspectiva, y este año nos empeñaremos en la certificación de otros tres procesos: Diseño Curricular, Proceso de Gestión Docente y Proceso de Graduación.

El trabajo realizado desde marzo de 2003 hasta la fecha ha comprometido la participación entusiasta y decidida de prácticamente todo el personal de la Universidad, en diversos grupos y dinámicas. Casi dos años después, los funcionarios y empleados de la Universidad están mucho más cohesionados y son más partícipes que nunca antes. A todos ellos les expresamos, en este momento nuestra admiración y reconocimiento. Las etapas de sensibilización, diseño del sistema, implementación del sistema y certificación no habrían sido posibles sin el muy positivo concurso de todos.

Desde luego, el apoyo de la Asociación Salvadoreña de Industriales, del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional, y de nuestros consultores y auditores ha sido vital para llegar a este momento. A todos la Universidad les expresa su más cálidas muestras de gratitud, que se concretan en el compromiso superior: mantener y desarrollar la política de calidad de manera sistemática y progresiva, en todas las formas que se requieran, para elevar cada vez más los niveles de formación académica integral de la juventud que nos confiere el privilegio de servirle de cara al futuro.

Tanto la acreditación como la certificación son formalizaciones que adquieren su verdadero sentido en función del compromiso permanente que implican. Entendemos a plenitud que ahora estamos más responsabilizados, como ente formador y como organización de servicio, en hacer de la calidad en todos los órdenes el eje, la filosofía y la proyección de nuestro trabajo como institución de educación superior. Este momento histórico del país exige de todos la dedicación plena y sin reservas a la modernización evolutiva. Y el desafío es tanto para las instancias públicas como para los sectores privados. Las universidades están en el centro de ese imperativo de evolución constructiva. Nuestra Universidad ha aceptado el reto, con ilusión, entusiasmo y voluntad inequívoca.

La tarea está comenzando. Los resultados orgánicos comienzan a sentirse y a verse en el seno institucional. Pero la auténtica prueba de éxito la darán los efectos en la formación de los educandos. Nos sometemos a ese escrutinio, seguros de que apostarle a la calidad es apostarle al país que queremos, con los salvadoreños que necesitamos.

Muchas gracias a todos.