Spanish English French Italian

SandraBarraza

Revista El Economista

En un mercado donde la oferta laboral está restringida, crear negocios y nuevos emprendimientos es una necesidad, es así donde la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) se vuelve fundamental para el crecimiento económico.

La directora de Proyección Social de la Universidad Dr. José Matías Delgado, Sandra de Barraza, detalló que se deben crear las herramientas necesarias para el fomento de capacitaciones juveniles, para emprender o trabajar con conocimientos que provean valor agregado. La institución educativa tiene un Centro de Emprendimiento que capacita a jóvenes para lograr ser independientes.

La directora ejecutiva de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), Ileana Rogel, agregó que este sector representa a unas 512,000 empresas y genera más del 60 % de empleos en el país.

 “Esto se traduce en más oportunidades para innovar con nuevas ideas. Estamos trabajando para que el emprendimiento se agregue en la currícula estudiantil y así generar profesionales con valor agregado”, dijo Rogel.

Además de la empresa tradicional, El Salvador se ha convertido en un semillero de emprendimientos tecnológicos.

Alfredo Atanacio,  cofundador de Uassist.ME, fue pionero en este tipo de negocios en el país, al vender servicios de asistencia virtual a mercados internacionales, principalmente en Estados Unidos.

 “Al principio fue difícil, nadie quería comprar nuestros servicios, pero la motivación de sacar adelante a mi familia me impulsó a seguir mi sueño y hacer perseverante hasta que toqué la puerta correcta”, destacó Atanacio.

La empresa nació en 2009, con un socio, Rodolfo Schildknecht, tres colaboradores y una cartera de clientes por convencer. Ahora, cuenta con una fuerza laboral de 180 personas, especialistas en  40 profesiones diferentes para brindar servicio de alto valor. Además, el joven empresario ha incursionado en otro tipo de emprendimientos, como Point, un edificio de alquiler de oficinas, y Live, un edificio de alojamiento para jóvenes.

Como este empresario hay miles de personas que buscan emprender un proyecto, pero necesitan de lineamientos que seguir, para ello se han echado andar algunos programas de varias entidades, una de ellas es la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL). Javier Steiner, presidente de la gremial, aseveró que están trabajando con programas que apoyan este tipo de necesidades a las que se enfrenta la empresa privada.

Así apoyan, junto a 11 instituciones más, el programa Nuevas Oportunidades de Empleo para Jóvenes (NEO) El Salvador, creado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que tiene como meta proporcionar una oportunidad de formación laboral a 18,000 jóvenes, entre los 17 y 29 años, en condiciones de vulnerabilidad en 16 municipios.

Para echar a andar la iniciativa implementaron una investigación de Demanda Laboral Juvenil, en el equivalente al 30 % de los asociados. Se identificaron más de 1,800 plazas disponibles en modalidades de fija, temporal, contrato de aprendizaje o pasantía.

 “Como gremial empresarial, creemos que un proyecto como NEO contribuye a ampliar las posibilidades de superación personal y laboral para los jóvenes, quienes serán en el futuro los empresarios que hagan crecer a El Salvador”, afirmó Steiner.

NEO El Salvador se ejecutará mediante una cooperación técnica no reembolsable de $1.5 millones y un cofinanciamiento de los socios locales de $4.4 millones, alcanzando un total de inversión de $5.9 millones para los próximos tres años, en los que se realizarán acciones que mejoren las habilidades laborales de los jóvenes.

Atanacio aseguró que la falta de oportunidades se debe a la inexperiencia del capital humano y que para el desarrollo de la mipyme es necesario contar con la capacitación constante de entidades que apoyen este tipo de iniciativas.

 “El país no puede seguir trabajando con una visión empresarial individual, se necesita equipo y el sistema educativo no siempre nos educa para trabajar en equipo, entonces vamos a crear talleres en los que resuelvan problemas identificando oportunidades de negocio y aplicando técnicas que están establecidas”, aseguró Barraza.

Por su parte, Rogel destacó que se necesita de capacidades extracurriculares para tener éxito en los negocios o para desempeñarse en los trabajos.

Fuente: http://www.eleconomista.net/2017/11/13/a-promover-el-emprendimiento-en-el-salvador