Spanish English French Italian

drgalindo

 

Estoy sentado frente a un vaso de agua.
Es igual que sentarse ante un océano.
La eternidad se ahoga en una gota,
pero el tiempo es un pálido velero.
Sentado en popa miro el sol que nace.
Sentado en proa miro el sol que muere.

Del poema Devocionario

Redescubrir a David Escobar Galindo no es fácil. No es poca cosa despojarse de la ideologización y mirar la obra de un poeta tan prolífico como lo ha sido él. Eso es justo lo que el poeta e investigador en literatura Mario Zetino* se ha propuesto y a lo que también nos reta. Es una invitación honesta a mirar el trabajo literario desde una nueva antología poética que pretende recoger la obra esencial de Galindo.

¿Por qué redescubrir a Galindo? Por un lado, porque se nos presentó como un poeta de futilidades, intimista, en medio de un país ensangrentado por la represión militar de los años sesenta, setenta y ochenta. Por el otro, ¿quién dice cómo debe interpretarse la realidad y cómo es válido crear una obra estética?

David Escobar Galindo (El Salvador, 1943) es doctor en jurisprudencia y es rector de la Universidad Dr. José Matías Delgado. Su obra recoge más de cincuenta trabajos, además de su constante publicación en periódicos. Sobre ello el mismo Galindo afirma que es un autor que le gusta estar en contacto con la gente… todo tipo de gente. De ahí que no extrañe que no haya dejado de publicar sus Historias sin cuento o Astillas de Cortés Blanco en periódicos de circulación nacional.

Para hacer este redescubrimiento quiero centrarme en el lado académico que supone mirar una obra desde su historicidad y hacer un estudio interpretativo. Porque la poesía y la literatura en sí misma es también historia. Su estética y urgencia permite entender (quizá) un momento desde la perspectiva del poeta.

Fuente:http://literofilia.com/columnas/paseodelgato/redescubrir-a-david-escobar-galindo/



Artículos relacionados